martes, 18 de mayo de 2010

Robert Pattinson se vuelve alcohólico y drogadicto



Robert Pattinson se convertirá en un alcohólico y drogadicto para su nuevo papel cinematográfico. Al parecer, la nueva película por la que ha firmado el actor británico se llama ‘Mata a sus amigos’ y es una sátira sobre el mundo discográfico.

Al parecer, en este nuevo trabajo, Pattinson tomará más drogas que Pete Doherty y Ami Winehouse juntos, dormirá con cientos de prostitutas y saldrá airoso de un asesinato.

La estrella de ‘Crepúsculo’ dará vida a Steven Stelfox, uno de los responsables del sello discográfico A&R en esta crítica a la industria musical.

‘Mata a tus amigos’ es la adaptación cinematográfica de la novela del mismo nombre y se centra en la historia de Steven Stelfox, el equivalente británico a Patrick Bateman (Christian Bale) de ‘American Psycho’. La historia está escrita por uno de los directivos de la discográfica A&R en la vida real, John Nievn y al igual que otras novelas de los años 90, como ‘Trainspotting’ de Irvine Welsh, no deja nada a la imaginación.

Según el periódico británico ‘The Sun’, Pattinson es perfecto para el papel ya que como señaló una fuente de la producción: “Rob es un gran fan de la novela. Se siente fascinado por la industria musical y está dispuesto a involucrarse en el proyecto”.

“Él ya se acercó a los productores diciéndoles que quiere interpretar al protagonista y si consigue el papel sería el personaje más oscuro que jamás haya interpretado. Es un personaje increíble y adulto”, remarcó la fuente. “Realmente descolocará a las fans adolescentes de Pattinson”, continuó.

Sin embargo, la oferta de que Robert Pattinson esté en el papel ya ha sufrido un revés después de que el autor del libro afirmase desconocer por completo quien era el actor. “Yo no soy una adolescente virgen, así que ¿cómo voy saber quien es él?”, bromeó el escritor.

1 pensamientOs!! :):

azuHucena dijo...

hola... de nuevo!
me habia asustado por el titulo de la entrada...
dije:
¡o dios mio otra estrella que se hecha a perder NO PUEDE SER...!
pero al leer me detuvo el casi infarto.
bye